‘Promised Land’ hurga en la herida del ‘fracking’

488041_550034811695149_1689535487_n

El 19 de abril llega a los cines españoles la última de Matt Damon, La Tierra Prometida (Promised Land), de la que Damon es co-guionista, junto a John Krasinski, además de actor principal. Sin embargo, la expectación que ha generado su estreno no se debe tanto a la actuación del estadounidense como al tema que trata: el dichoso fracking, del que todos, a estas alturas, hemos oído hablar y no especialmente bien. De hecho, si buscamos información acerca del largometraje, veremos que está catalogado como ‘drama’ y que junto a esta etiqueta aparecen las de ‘vida rural’ o ‘crisis económica’, vamos, cómo en la vida misma.

En la película, Matt Damon encarna a un ejecutivo de una gran empresa que viaja hasta un pequeño pueblo norteamericano con la intención de comprar los derechos de perforación de las tierras a unos propietarios ahogados por la crisis. Su personaje llega decidido a hacerse con el beneplácito de todos los granjeros hasta que un ecologista, encarnado por Krasinski, abre el debate en torno a la idoneidad de esta práctica y como era de esperar, plantea un dilema moral al prota.

Hasta la fecha, Promised Land ha cosechado tantos éxitos como desencuentros, en 2012 fue nombrada por la National Board of Review (NBR) como una de las diez mejores películas del año y en 2013 obtuvo una mención especial en el Festival de Berlín; sin embargo, el lobby energético se ha puesto en pie de guerra contra el film, que al parecer, ha levantado serias ampollas entre las principales compañías dedicadas en EEUU a la fracturación hidráulica (fracking), tanto es así que han intentado sabotearla.

MV5BNDA5NDc4NTUzMl5BMl5BanBnXkFtZTcwMjcxNDg1Mw@@._V1_SX214_

La Marea publicó un reportaje muy interesante al respecto en su edición de febrero bajo el título ‘La tierra no tan prometida de Matt Damon’. En el texto también se hace referencia a un documental de 2010, Gasland, que de la misma forma que Promised Land, abrió algunas heridas al poner de manifiesto las consecuencias del fracking: contaminación de aguas subterráneas, actividad sísmica en la zona, vertido incontrolado de aguas residuales, etc. La cinta, dirigida por Josh Fox y que podéis ver en este link, obtuvo una nominación al Oscar como mejor película documental.

En España, la amenaza del fracking se cierne sobre Andalucía, Aragón, Cataluña, Castilla y León, País Vasco y Valencia, donde ciertas empresas como Montero Energy han comenzado a mover ficha para poder iniciar trabajos de prospección. Las protestas de ciudadanos, agricultores, sindicatos, partidos políticos y colectivos ecologistas no se han hecho esperar, en provincias como Álava se han constituido plataformas que como Fracking EZ  luchan por desechar esta técnica como futuro modelo energético.

Más info:

Efectos de la fractura hidráulica. Ecologistas en Acción

No necesitamos el ‘fracking’. Greenpeace

Anuncios

Diez propuestas para ‘bicicleteros’

Si sois amantes de las dos ruedas, aquí tenéis diez de las mejores ideas desarrolladas el pasado año en torno a este medio de transporte, ya sean encaminadas a favorecer la movilidad, a mejorar su rendimiento o simplemente, a buscarles un sitio en casa.

 

1. Donky Bike, optimiza tus desplazamientos por la ciudad con una bicicleta diseñada para transportar carga de forma manejable y sin esfuerzo.

Donky-both-540x361

 

2. Noomad Bike, con dos ruedas delanteras para incrementar las posibilidades de las bicis convencionales en la ciudad. Noomad Bike llega de Mondragón (Guipúzkoa) y su concepción permite que podamos desde cargar la compra hasta llevar a los niños a la escuela.

Modeloakin_04

 

3. Bicymple: simplicidad, funcionalidad y estilo son los principios básicos de una bicicleta minimalista, tanto que no lleva cadena, pensada para desplazamientos cortos por la gran ciudad. Magnífica para sortear toda clase de obstáculos, ya que permite hacer giros en espacios muy reducidos.

bicymple

 

4. Y si el modelo anterior no tenía cadena, este no tiene pedales. Xkuty es una bici eléctrica, un medio de transporte totalmente asistido cuya velocidad máxima es de 45 kilómetros por hora. La idea es de una empresa valenciana.

bicimoto1

 

5. Esto que viene a ahora no es una bicicleta, sino un complemento estupendo, se trata de unos innovadores tacos diseñados por Cesar van Rongen y que nos permitirán usar la bici también durante el invierno, aunque nieve.

Bike-Spikes-by-Cesar-van-Rongen

 

6. Los ensayos con diferentes materiales no cesan. La primera propuesta del pasado año fue a cargo de Stanisław Płoski y se llama Bonobo, una bicicleta de madera fabricada de forma artesanal que aprovecha al máximo las prestaciones que brinda esta materia prima: ligereza, robustez y absorción de las vibraciones.

bonobo02

 

7. Quién también ha probado con nuevos material es Ron Arad, que ha diseñado una bicicleta cuyas ruedas están fabricadas con acero. Two Nuns sustituye la tradicional goma por láminas onduladas de este material y lo más asombroso es que funciona. Si no lo creéis, pinchad aquí.

Ron_Arad_Two_Nuns_Bike_02

 

8. Para casas reducidas pero con mucho estilo, este Bookbike es perfecto. Diseño sencillo, muy fácil de integrar…, un mueble concebido para gente funcional que quiere tener la bicicleta muy a mano.

bookbike-04

9. Y también para quienes guardan la bicicleta en casa y son amantes del minimalismo, The Bike Shelf, una pequeña repisa de madera en la que puedes encajar tu bici para elevarla y que no se caiga. Este invento no solo resulta muy práctico sino que convierte tu bicicleta en un elemento decorativo. Esto sí que es vivir de acuerdo a la nueva cultura de las dos ruedas.

BS_Lrg_03

 

10. Por último, os propongo una página web: www.madegood.org, donde Will Stewars nos enseña a reparar cualquier parte de nuestra bici a través de decenas de tutoriales.

2

 

 

 

Un siglo en caricaturas

7

Las manifestaciones culturales se suceden en París con tanta frecuencia como los cafés o las pastelerías y ahí reside uno de los muchos encantos de esta gran ciudad. Uno de los lugares que acostumbra a mostrar exposiciones de todo tipo son los Jardines de Luxemburgo, auspiciadas normalmente por el Senado, cuyas instalaciones se encuentran en el corazón de este emblemático lugar.

La última muestra organizada por esta institución pretende ser un tour por el siglo XX de la mano de 80 viñetas publicadas en la prensa nacional y que hacen referencia grandes momentos del siglo pasado. Los carteles invitan a la reflexión y destilan ese espíritu crítico del que hacen gala los franceses. Sin duda, se trata de una de las mejores exposiciones que he visto en los últimos años y por eso he querido dejaros aquí una pequeña muestra. Si pensáis visitar París en los próximos tres meses, no os perdáis esta exposición.

12

La exposición es gratuita, ya que cuelga de las rejas que cercan el jardín.

2

3

5

8

10

13

1

6

Más información aquí.

104 kilómetros, seis etapas, dos valles

La foto que abre esta entrada es del Ibón de Estanés, situado en el Pirineo aragonés, al lado de la frontera francesa. Hace ya cuatro meses que un grupo de amigos llegamos hasta aquí y nos quedamos asombrados del color del agua, del paisaje, del entorno natural…, era nuestro segundo día de ruta haciendo La Senda de Camille, una travesía circular de 104 kilómetros a través del Parque Natural de los Valles Occidentales, en Huesca, y el Parque Nacional de Los Pirineos, en Francia.

Cuando iniciamos el camino, un 7 de julio, no imaginábamos que encontraríamos a nuestro paso lugares tan especiales como este. Y es que, pocas rutas ofrecen tanta diversidad de paisaje como La Senda de Camille: valles verdes, ibones, collados y picos rocosos, hayedos, ríos y cascadas, prados… Todo en el corazón de Pirineos, en una ruta a pie que cruza de España a Francia para después volver, entre valles y cordilleras, y que deja a nuestro paso lugares como la Selva de Oza, el Circo del Aspe o la ascensión al pico de Arlet. Todo un espectáculo natural.

La ruta, trazada e impulsada por Val D´Echo Activa, está diseñada para completarla en seis jornadas. Cada etapa comienza y finaliza en un refugio de montaña donde puedes pernoctar y si lo deseas, desayunar, cenar e incluso solicitar un pic-nic para la jornada posterior. La organización de la ruta te da la posibilidad de pagar por adelantado todos estos servicios, y al hacerlo, te dan un saco sábana, una brújula, una camiseta (al final del recorrido), una tarjeta para sellar en los refugios (tipo Camino de Santiago) y un mapa (muy recomendable, de hecho, es prácticamente imposible encontrar un mapa de la ruta en una librería, anquen sea especializada, o tienda de deporte de aventuras, lo que te obliga a comprar varios para así unirlos, por lo menos, el de los valles Occidentales y el de la zona francesa).

Nuestra experiencia con la organización fue muy buena, los refugios están muy bien, limpios y cómodos, y las cenas son una maravilla. De esta forma te evitas el tener que cargar con mucha comida, ya que a lo largo de la ruta solo pasas por dos sitios donde comprar víveres (Somport y Lauzart). Nosotros solo llevábamos encima el almuerzo y la comida, y poca cosa, porque con los desayunos que te pegas en los refugios y lo pronto que cenas (a las 20,30h en la mayoría) no pasas hambre en absoluto. En el camino encontramos a gente que hacía vivac al lado de los refugios sin problema alguno, pero en ese caso hay que cargar con saco, esterilla y tienda.

La gente que gestiona los refugios es muy amable y siempre tienen cerveza para culminar la jornada, algo muy importante, ¡sobre todo si has pasado calor! En Arlet, por ejemplo, no tienen duchas, el lugar es mucho más modesto, ya que es el único refugio que no tiene acceso por carretera, sin embargo, y ante nuestra sorpresa, está gestionado de forma asombrosa. Los chicos que lo llevan nos prepararon una cena buenísima, con sopa, estofado y postres caseros, y la verdad, para nosotros, pasar la noche en este lugar fue una de las mejores experiencias de la ruta. El refugio está situado frente a un pequeño ibón, a los pies del Pico de Arlet, sobre el mar de nubes que tapa el valle y que termina por engullir, a última hora de la tarde, al propio refugio. El amanecer aquí es impresionante. Las vistas, espectaculares.

¿Algo más que destacar del resto de refugios? Que en Lauzart, que en realidad es un camping, tienes lavadora, aunque si pretendes que la ropa se seque en una noche, lo tienes difícil, la humedad en la parte francesa es muy alta, suele haber muchas nubes y algo de “sirimiri”. Eso sí, la cena es buenísima. Y en Somport, las habitaciones también tienen mucha humedad. Por lo demás, los refugios están muy bien.

Recomendaciones:

– Además de las propias de rutas largas y con elevado desnivel, como pueden ser llevar una mochila ligera, bastones, botas cómodas o kit de supervivencia para las ampollas, para hacer La Senda de Camille os doy algunas otras:

– No lleves saco si vas a través de la organización en primavera o verano, te dan uno de tela y no necesitas mas, en los refugios hace calor.

– Lleva encima abundante agua, no hay muchas fuentes y las pocas que hay, te las puedes saltar. Al menos dos litros.

– Lleva cámara de fotos, de lo contrario, te arrepentirás.

– Poncho, en la parte francesa siempre hay niebla, llueve o hay fuerte viento. Si puedes llevar un corta vientos, también es aconsejable. Lo que nosotros no pasamos fue frio, pero no sé si por casualidad o porque en el mes de julio no suben mucho las temperaturas. Nosotros nos arreglamos con una camiseta térmica, braga y forro polar, aunque alguno de nosotros echó de menos unos guantes.

– Crema solar y ¡bikini! Hay tres sitios en los que te puedes bañar y si el sol aprieta, se agradece: el ibón de Estanés, el ibón de Arlet y las pozas de un río que encuentras justo antes de llegar al refugio de Gabardito y que son una maravilla, sobre todo si tienes que subir a pie hasta el refugio para culminar la ruta. Y ahí va otro consejo. Lo bueno de comenzar la ruta en Gabardito es que el primer tramo, la primera etapa, es la más corta, y viene muy bien para ir calentando motores; sin embargo, finalizar la ruta aquí se hace muy duro, no sólo porque se trata de la etapa más larga y menos impresionante (en lo que ha paisajes se refiere), sino porque tienes una subida de al menos hora y media con bastante desnivel justo antes de llegar al refugio en la que crees morir después de seis días pateando Pirineos. Lo mejor para evitar esto es comenzar en Somport, donde puedes aparcar el coche en la misma puerta y dejar para el final una de las etapas, en mi opinión, más bonita de todas, la del ibón de Estanés.

– Si te bajas los tracks de la senda, asegúrate de que sean los oficiales, los de la página web, de lo contrario, darás tantos rodeos como la persona que decidió colgarlos en la red sin avisar que se había perdido en varias ocasiones. Con el mapa se va bien, aunque en algunos puntos te puedes despistar. Lo mejor es ir siguiendo, cuando coinciden, el GR-11 y la Haute Route Pyrénénne, ya que las marcas de la senda propiamente dicha (la huella de un oso en color azul que suponíamos marcarían el camino) brillan por su ausencia, de hecho, nosotros solo vimos una. Eso sí, la presencia de hitos de piedras es constante.

– Existen un par de atajillos por si flaquean las fuerzas, pero se intuyen bastante bien sobre el mapa, y tampoco os creáis que vais a ahorraros mucho, una media hora a lo sumo.

– Si te dicen que no hay sitio en Arlet, llama a la organización el día antes, a veces quedan plazas libres de última hora y no te puedes perder el atardecer sobre el mar de nubes.

– Tienes tres ascensiones a picos emblemáticos muy asequibles, al margen de la ruta: Arlet, Petrechema y Bisaurín. Sus cimas quedan a escasos metros, asique merece la pena hacer un alto en el camino y salirse un poco de la senda para hacerlos.

¿Sabemos lo que comemos?

Hoy es el Día Mundial del Medio Ambiente y en un afán de sensibilización, como corresponde en la jornada de hoy, os dejo tres contenidos muy interesantes:

El primero es un magnifico documental de producción belga -emitido el pasado domingo día 3 de junio por Documentos TV- sobre nuestro actual modelo de alimentación. “Ámame enCARNEcidamente” habla sobre los excesos de la industria en este sector y de las perniciosas consecuencias para nuestra salud y el medioambiente que estamos respaldando con un sistema a todas luces insostenible.

El segundo es un documento pdf elaborado por Veterinarios sin Fronteras donde se ponen de manifiesto los desmanes motivados por la actual PAC –Política Agraria Común- que destina la mayor parte de sus recursos económicos al respaldo de grandes compañías del sector alimenticio en clara discriminación de los pequeños y medianos productores.

Una PAC para el 1%(1)

Y para finalizar el repertorio de contenidos “responsables”, un corto más que recomendable protagonizado por dos de los responsables de Muchachada Nui, Carlos Areces y Joaquín Reyes, sobre soberanía alimentaria. Ya os podéis imaginar: humor del bueno.

¡Qué los disfrutéis!

Huerta de los Sentidos

Gracias a mis compañeros de trabajo, esta semana he conocido uno de los rincones más fascinantes de Navarra, se trata del Parque de los Sentidos, en el municipio de Noáin, una suerte de jardín botánico que incluye una huerta ecológica donde cualquier ciudadano que lo desee puede “hacer la compra”.

Tan solo tienes que acercarte a la casita Lorenea, a las puertas del Parque, donde te proporcionarán un peto identificativo, una pala, una cesta y ¡a recolectar! Después tienes que volver a la casita para que los responsables del Parque te cobren los productos recogidos.

La huerta es una maravilla, todas las hortalizas y verduras están colocadas perfectamente, dando forma a un auténtico jardín de productos de temporada. Salta a la vista que las personas de la fundación Varazdin encargadas de gestionar este espacio, trabajan con mucho mimo y esmero, cuidando al máximo los detalles.

Mi recomendación para quienes no conozcáis este lugar es que deis primero un paseo por el parque para aventuraros después en el corazón del huerto, y que antes de finalizar la visita, os dirijáis al jardín de la casita Lorenea, donde podéis tomar un té, infusión o zumo 100% natural, o un café buenísimo acompañado de una pasta.

La casita Lorenea hace las veces además de centro de Interpretación de la Jardinería y Horticultura ecológica, oficina de Cabio Climático del municipio y comercio tradicional, ya que pone a la venta verduras y hortalizas ecológicas.

Inmueble construido de forma artesanal por los asistentes al Taller de Construcción de Casas con Paja que servirá como espacio dotacional en las inmediaciones del Parque.

Ayuntamiento de Noáin, frente al Parque de los Sentidos.

Cartel explicativo a la entrada del Parque.

Primera imagen del Parque al entrar y comenzar el recorrido propuesto en la señalización.

Panel informativo sobre los cultivos que encontramos en el interior del Huerto.

Otros datos:

Año de inauguración: En 2006 el Parque de los Sentidos y en 2010 el Centro de Interpretación de la Jardinería y Horticultura ecológica.

Extensión: El Parque cuenta con una superficie de 25.000 m2 repartida en cinco espacios diferentes: jardín inglés, jardín francés, jardín japonés, jardín mediterráneo y jardín comestible, enfocados cada uno de ellos hacia un sentido diferente. Los cuidados para la conservación del Parque se basan en técnicas ecológicas.

Especies: Alberga más de 30 especies de árboles, 95 de arbustos y alrededor de 70 especies de vivaces y flores de temporada.

Más info en:

http://vimeo.com/channels/parquedelossentidos

http://es-es.facebook.com/espacio.de.sostenibilidad.LORENEA

Los medios ante la revolución digital

¿Cuál es el futuro de los medios? ¿Qué lugar le espera a la publicación impresa? ¿Qué papel jugarán las redes sociales dentro del sistema informativo? Estas y otras preguntas similares copan la red. Son muchas las personas que intentan dar respuesta y atisbar el horizonte del actual paradigma comunicativo, todas ellas con relativo éxito. Los últimos en hacerlo han sido seis importantes representantes de los medios de comunicación e internet a nivel internacional. En el vídeo que veréis a continuación, analizan el impacto de los cambios tecnológicos en la situación de la prensa, sin embargo, ninguno de ellos acierta a dar una fórmula concreta acerca de hacia dónde ir o qué hacer para, sino preservar el actual modelo, el que ha imperado en la última década, la coexistencia de ediciones impresas y digitales rentables -cosa imposible a estas alturas-, al menos, garantizar uno sostenible, digno y fiel a su propia razón de ser.